Hoy hablaré del cierre de mi negocio Mi La Do Music Agency. Todo tiene un principio y también un final. Para los que no lo conocieron Mi La Do Music Agency fue una agencia de música, una agencia de contratación de artistas musicales para eventos, conciertos donde sobre todo hacía promoción de marcas de bebida a través de la música. También era un lugar de encuentro donde los músicos podían aprender sobre el negocio musical y ofrecía asesoría jurídica, fiscal, laboral, propiedad intelectual y derechos de autor para este colectivo.

¿Cómo surgió Mi La Do Music Agency?

Mi La Do Music Agency surgió como evolución natural de Mi La Do Música y Danza y ésta a su vez como transformación de Mi La Do Swing, Mi La Do Swing Juliette y Mi La Do Blues. Estos proyectos a su vez nacieron de un proceso de cambio de Las Fantasías de Dorothy (música y baile) y anteriormente de los Haflas Internacionales en Conexión (sólo baile). 

Todos ellos, llevados a la práctica, todos ellos creados, desarrollados y la mayoría (aunque no todos) muertos. Todos proyectos artísticos musicales y algunos combinados con danza, todos ellos ligados al mundo del espectáculo y a la organización de eventos en Madrid.

Una empresa no es un hobbie

Puede que en sus inicios te parezca un hobbie, pero un negocio tiene que ser un medio de vida, un sustento económico, una actividad profesional que aporte dinero. Y tiene que proporcionar el suficiente dinero para vivir como mínimo tú, o tu y tu familia. El resto son distracciones o hobbies.

Renunciar a años de trabajo resulta indudablemente difícil, pero en ocasiones hay que tomar la decisión de cerrar el negocio. Es menos doloroso si no te enamoras de tu propio logo. 

No todo vale por un logo, hay que establecer límites y pensar: hasta aquí he llegado. 

Cuando se cierra una puerta se abre una ventana dicen algunos y para avanzar hay que soltar dicen otros. 

El mercado cambia, tú también cambias, nuestras necesidades cambian y las de los clientes también. Si no es sostenible cierra, si ya no te emociona cierra, si va en contra de tus valores cierra, si buscas otro camino cierra. Y cuando cierras, te liberas y otra puerta se abrirá.