El embudo de ventas digital

El embudo de ventas digital

El embudo de ventas digital puede salvarte el negocio en estos días tan caóticos que estamos viviendo con la pandemia Covid-19. Básicamente hay que tener en cuenta que no es probable que volvamos a la normalidad (en donde combinábamos distintas estrategias online y offline) en bastante tiempo.

Usar embudo de ventas en el sector musical

Usar embudo de ventas en el sector musical es más raro que encontrarte un perro verde por la calle. Por eso mismo, porque ahora lo usa poca gente, es un buen momento para iniciarse.

¿Qué es un embudo de ventas digital?

Tu imagínate que estás en medio del océano intentando pescar con una caña de pescar… Estás intentando coger peces de uno en uno, cuando lo suyo sería tener una red, lanzarla al mar y coger todos los peces que pudieras. ¿Por qué todos los peces que se puedan? Porque no todos te van a servir.

Hablando de clientes: de cada 100 potenciales clientes, 10 te comprarán en el mejor de los casos.

¿Cómo se hace un embudo de ventas?

La táctica es medianamente sencilla. Se trata de hacer que los potenciales clientes piquen el anzuelo para entrar en esa red. Pero vayamos por pasos:

  • el anzuelo es tu contenido gratuito de descarga
  • la red es el maremagnum de gente o empresas que han entrado a formar parte de tu base de datos
  • una vez que tienes peces puedes enviarles información sobre tu negocio, sobre lo que haces, sobre lo que vendes, etc. a través de una newsletter (ojo con la protección de datos, si necesitas ayuda puedes escribir a tuabogadomusical@milado.es y te ayudamos)

Una vez que tienes estas cuestiones claras se trata de colocar el contenido de descarga gratuito en un lugar visible de tus redes sociales y de tu web para que vayan entrando por ese embudo de ventas. Por supuesto, el contenido de descarga no puede ser cualquier cosa, tiene que ser algo que les interese a tus clientes.

Julia, ¿no te da miedo estar constantemente regalando contenido a gente?

De lo que se trata es de ayudar a la gente, de ayudar a otras empresas y de aportar soluciones a problemas reales. Eso da mucha satisfacción personal. Además, date cuenta que todo se paga en Internet, si no es con dinero, es con datos. Que una persona no te compre hoy no significa que no te vaya a comprar mañana. He tenido clientes que han tardado dos años en comprar porque se han querido asegurar de que mi empresa era la adecuada para ellos. Se trata de comunicación, se trata de confianza; y se trata de que tu sirvas a tus clientes con tus soluciones. Sé que algunas personas o empresas están por divertimento, por ver si sigo (incluso con crisis), o si me estrello. Pero de una u otra manera, permanecen enganchadas a la historia de la marca, a la historia de la empresa. Y los algoritmos lo valoran. Al final eso también da visibilidad, aumenta el engagement y hace que te ahorres unos euros en publicidad de pago.

Si quieres saber más pregunta por los cursos, servicios y asesorías sobre negocio.