Hoy hablaré sobre el libro Manual del Perfecto Opositor de Francisco del Pozo, pero primero quiero hacer una pequeña introducción para que se entienda por qué para mi este libro se me ha quedado corto.

Los libros son una fuente de respuestas

En el año 2012 me tuve que enfrentar a una serie de situaciones muy complejas. Por recomendación de una amiga comencé a ver la lectura de libros como una fuente de respuestas y no como un pasatiempo. Hasta entonces yo leía novelas. Lo que buscaba en los libros no era conocimiento, sino entretenimiento. Sin embargo, como digo, desde ese año empecé a descubrir que había otros libros que me tranquilizaban la mente, que aportaban otros enfoques a mis problemas, que me daban ideas, que me hacían reflexionar y un largo etc.

Los libros de crecimiento personal

En mi periodo de empresaria, descubrí que los emprendedores no sólo leían diariamente sobre ventas, marketing, comunicación, derecho o contabilidad, sino que aprendían muchísimo sobre la mente, las emociones, la autoayuda o cómo mantenerse a flote mentalmente en caso de crisis de la empresa.

Muchos de estos libros son embudos de ventas para promocionar cursos, conferencias, o la venta de productos o servicios, pero aun así se aprende leyéndolos.

El marketing de contenidos de los preparadores de oposiciones

Pues bien, no sólo en el mundo del emprendedor existen estos libros. También en el ámbito del opositor cada vez más preparadores de oposiciones utilizan el marketing de contenidos para atraer nuevos clientes. Y este es el caso de Francisco del Pozo, aunque quizás el opositor que haya leído este libro no ha sido consciente de este pequeño detalle.

El libro me encontró a mi cuando paseaba por las estanterías de una librería de unos grandes almacenes. Me llamó la atención la portada, con fondo blanco y letras muy rojas y una tipografía clara, sencilla y muy grande. ¿Y por qué no?- pensé. A fin de cuentas los libros me han ayudado a nivel personal y a nivel profesional. ¿Por qué no leer algo relacionado con el mundo del opositor?

El opositor y el preparador

El libro promete (y copio literal de la portada) ser un ameno ensayo que desgrana las claves del éxito del opositor, soluciones, métodos y técnicas. Por eso lo compré, por la promesa.

El libro consta de 3 partes y tiene 214 páginas, con un índice muy prometedor escrito por un funcionario público, exactamente por un juez que vive en Madrid.

Los pros del libro:

  1. Se lee rápido
  2. Considero que el personaje parece que sabe de lo que habla
  3. He descubierto algún que otro tip para poner en práctica como la técnica del arrastre y una manera curiosa de subrayar que nunca había realizado, interesantísima para el opositor.

Los contras:

  1. El precio, alrededor de 15 euros. Caro para lo que ofrece.
  2. No puedo considerar que la promesa que pretende dar se cumpla y por ese motivo es un libro que en general no me ha gustado.

El perfecto opositor se pierde en este libro

No pongo en duda que el autor pueda saber mucho, pero el libro es tan caricaturesco que apenas se libran 30 páginas como mucho en donde realmente merezca la pena poner el ojo.

Sinceramente, esperaba muchísimo más. Se disculpa diciendo que cuenta historias que lo hacen ameno y creo que intenta imitar el estilo de escritura de los libros americanos de emprendedores y autoayuda sin demasiado éxito. 

Desde mi punto de vista, el perfecto opositor no está para perder el tiempo leyendo historias entremezcladas. No van a ninguna parte y distraen tanto que ya no sabes ni en qué parte del libro estás. A mi me gusta leer este tipo de libros subrayando y puedo decir que hay muy poco en color. Tan sólo a partir de la página 177 y hasta la 193 merecen realmente la pena. Se nota la seriedad y profesionalidad del autor.

Por ese motivo (y porque nombra en bastantes ocasiones su canal de YouTube, que es preparador de oposiciones y sus otras redes sociales), considero que es un libro más de marketing de contenidos para crear comunidad y desarrollar su producto principal que es la escuela de preparación.

No digo que hacer un embudo de ventas sea malo, para nada. Es una técnica muy buena y que aporta soluciones y valor al consumidor, pero considero que, o debería haber prometido menos, o haber dado más.

Técnicas de estudio para el perfecto opositor

Para terminar, comentar que también me pasé por su canal de YouTube. Quería averiguar más sobre la técnicas de estudio del perfecto opositor que menciona (pero no profundiza en el libro).

Los vídeos antiguos sí merecen la pena y hay mucho contenido de valor que aporta soluciones a los opositores, no sólo de judicaturas, sino en general.

Sin embargo, los vídeos que son más nuevos, se nota que son también embudos de ventas, duran mucho y tan sólo en los últimos 5 minutos del vídeo ofrece algo importante.

Parece que está a las órdenes de la editorial del libro y que pone en práctica todas las técnicas de márketing actuales, punto positivo porque  eso significa que está al día y no sólo es juez, o preparador. Aunque debe encontrar un equilibrio para no perder a clientes por falta de contenido de valor real.

Muchas veces es mejor un libro más corto, o un vídeo más escueto pero que realmente merezca la pena. El tiempo es lo que escasea.